LA JEP Y LOS MENORES