CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE URIBE